Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo.